ATLETAS TICOS BAJO CONTROL TOTAL


Para cumplir el sueño olímpico no solo se trabaja dentro del ring sino también fuera de él. El cuerpo técnico de la Selección Nacional de boxeo tiene bajo control total a los atletas para que lleguen en las condiciones idóneas a los combates, que inician este viernes en la tarde en Buenos Aires, Argentina.

El control de peso es vital en esta preparación y para ello la nutricionista del Comité Olímpico Nacional Catalina Fernández se ha preocupado por cada alimento que ingieren los pugilistas, incluso los acompaña en las tres comidas (desayuno, almuerzo y cena) para evitar excesos.

“Es un trabajo de todo el día, yo superviso todo lo que comen, les digo que sí y que no, les compro y reparto las meriendas, los peso en la mañana, antes y después de entrenar y antes de dormir. También estamos combinando una serie de batidos para su recuperación tras cada entrenamiento”, afirmó Fernández.

En la parte deportiva la Selección se mantiene a una sesión diaria, trabajos de velocidad y potencia, no muy extensos, pues también se les ha recomendado buen descanso.

“Mucho ya se ha practicado, ha sido un proceso de un año con el técnico Ernesto Aroche, acá se trata más que todo de afinar el lápiz”, indicó José Jiménez, metodólogo del Comité Olímpico.

Para la competencia los boxeadores nacionales tendrán respaldo de análisis de video a cargo de José
Jiménez e implementarán sistemas que muy pocos países tienen.

“Tenemos nuestra arma secreta, vamos a grabar las peleas de los costarricenses, de los rivales y de los futuros rivales, para que el técnico tenga en la parte audiovisual un respaldo y pueda planificar mucho mejor su estrategia”, informó Jiménez.

El ingreso oficial de las delegaciones se dio este miércoles y Costa Rica fue de las primeras en acreditarse. En este Preolímpico continental competirán más de 200 boxeadores de 34 países y la delegación patria está conformada por: Robinson Rodríguez (49 kg), David Jiménez (52 kg), Eduardo Sánchez (64 kg), Abraham Mora (69 kg), Jason Ramírez (75 kg) y Antony Solano (81 kg).