UNA ESQUINA MUY FAMILIAR: PADRE E HIJA DIRIGEN JUNTOS A POCOCÍ



Es inevitable, hijo de tigre sale pintado… De niña la andaban para arriba y para abajo en las programaciones, se sentaba a la par de su padre para ver lo que hacía en el ring, así que no había manera de que Laura Moya optara por otro deporte que no fuera el boxeo.


Su padre Johnny le ha enseñado todo sobre la disciplina y desde hace dos años es su fiel compañera en la esquina en los diferentes campeonatos organizados por la Asociación Costarricense de Boxeo.

“Yo le ayudó desde mucho antes, pero oficialmente desde hace dos años me siento con él en la esquina, he hecho el curso nivel 1 y 2 y en estos momentos estoy llevando cabo el 3. Me siento muy feliz de trabajar al lado de mi padre”, dijo Laura, de 22 años de edad.

Johnny Moya reconoce que su hija trae en la sangre la pasión por los guantes y aunque ella tuvo su etapa de atleta lo que más le llamó la atención fue entrenar y dirigir.

“Uno va viendo la vocación y yo sabía que lo de ella era dirigir, poco a poco hemos ido enseñándole, además desde chiquitilla me vio en esto y se sentaba a mi lado para ver qué estaba haciendo. Ya cuando creció empezaba y me decía ‘papi vea este muchacho se está parando mal o no se está desplazando bien’, es decir ya me corregía y ahora está conmigo trabajando a los boxeadores de Pococí”, indicó Johnny.

Regularmente el padre aparece como entrenador principal, sin embargo, en algunas ocasiones ella recibe la confianza de subir al peleador.

“A veces ella sube como primera y yo la apoyo, sabe cómo trabajar y darle indicaciones a los muchachos”, apuntó su padre.

“A mí me ha costado un poco ese rol, uno se acostumbra a que él sea el principal, pero me ha dado una confianza increíble”, sentenció Laura, quien reconoció que en temperamento sí son muy diferentes.

“Yo sí soy como más agresiva, me enojo más, sobre todo si no me hacen caso los boxeadores. Él entonces es quien me calma. Sí nos gusta bastante retroalimentarnos tras cada pelea para ver qué se debe mejorar”, acotó.

En la familia Moya el boxeo es su vida, incluso la hermana menor de Laura es boxeadora.

Por primera vez con la Sele

Laura Moya será una de las entrenadoras que viajará junto a la Selección femenina al torneo Carlos Velásquez en Guatemala del 9 al 13 de noviembre. Asistirá en la esquina al principal Ricardo Jiménez.

“Es mi primera vez, muy contenta, motivada por el reto y agradecer la confianza de la Asociación por escogerme, la verdad que hay pocas mujeres entrenadoras y muy bonito que lo tomen a uno en cuenta”, finalizó.